21 de noviembre de 2014

Aprendiendo a ser mineros en Oiartzun

http://www.arditurri.com/Castellano.asp
En la sección Planes con Niños de la edición digital del periódico El Correo aparece un interesante plan para visitar la mina guipuzcoana de Arditurri (Oiartzun) en el Parque de Peñas de Aia.

La visita a las minas permite hacerse una la idea de la magnitud y singularidad del coto minero, uno de los pocos en España que ha sido explotado durante más de 2.000 años de manera casi ininterrumpida, aunque restos encontrados en el entorno de la mina apuntan que la actividad podría haber comenzado incluso antes de la época romana. La actividad minera finalizó en 1984 y su licencia de explotación caducó en 1985.

Hace ya unos cuantos años Sonia y yo nos dimos un paseo por la vía verde hasta las imponentes escombreras, aunque nos quedó pendiente la visita a la mina de interior que es posible desde el 2008.

Datolita de la cantera de basaltos de Errigoiti (Vizcaya) II

Otra pieza de datolita adquirida en Fosminer 2014 y que acompaña a la que puse en el blog hace unos días.

Es más bien pequeña pero tiene un cristal completo de casi 2 cm y un bonito color verde pálido.

Datolita de la cantera de basaltos de Errigoiti (Vizcaya)
Otra vista

19 de noviembre de 2014

Visita al Museo de Ciencias Naturales del Colegio Urdaneta, Loiu (Vizcaya)

Hacía años que tenía ganas de visitar la parte del museo del Colegio Urdaneta que concierne a los minerales. En varias ocasiones había tenido la oportunidad de ver algunas de sus piezas en Fosminer y, viendo lo impresionantes que eran, era de esperar un museo de altura.

Septaria de Deba (Gipuzkoa)

La ocasión para una futura visita se fraguó en octubre, en la pasada edición de Fosminer tras una amigable y provechosa conversación entre el que viste y calza, Aitor Sopelana y Alberto Bejarano, éste último el actual director del museo y profesor del colegio.

Aprovechando unas pequeñas vacaciones de Aitor en Bilbao por fin concertamos la tan ansiada visita al museo y quedamos con Alberto el 12 de noviembre a las 6 de la tarde en el aparcamiento del colegio. Fue un lujo tener un guía como Alberto para ver un museo como éste de manera totalmente personalizada.

Doy unas pinceladas de lo que fue la visita, aunque lo mejor es protagonizar una con su director.

Para empezar, Alberto nos contó que en la recepción del colegio (junto al aparcamiento) se habían instalado dos piezas de gran tamaño, una geoda de Enekuri y una goethita La Arboleda, que se unirían a una futura vitrina con más minerales además de insectos, fósiles, conchas, etc. La intención, según Alberto, es que un visitante sea consciente desde el primer momento de que, además de lo que tiene casi cualquier colegio (instalaciones deportivas, aulas, salón de actos, etc.), Urdaneta tiene un elemento claramente diferenciador: Un Museo de Ciencias Naturales.

Seguidamente, nos dirigimos al museo propiamente dicho. En el pasillo, junto a la puerta de entrada, hay un enorme esqueleto de cachalote completo y en muy buen estado de conservación a pesar a haber estado almacenado sin pena ni gloria durante años. Alberto fue el que se encargó de recomponerlo y restaurar algunas de sus partes. Su visión es espectacular, más teniendo en cuenta que es el único de todo el estado así expuesto y que tiene casi un siglo de historia.

Ya en el museo la primera impresión es la de una sala más pequeña de lo esperado aunque agradable, que invita al estudio y la observación, preparada con mucho gusto, bien iluminada y con vitrinas pobladas en su justa medida. Cuesta creer que haya más de 800 elementos de todo tipo en tan poco espacio y sin perderse en ningún momento el sentido del orden y la estética. En principio, está prevista una pequeña ampliación en un futuro no lejano.

Vanadinita de Marruecos
Las fotos intentan dar una idea de lo que se puede encontrar en las vitrinas. Muchos de los elementos aún poseen las etiquetas originales de los misioneros que las trajeron, lo que les da un toque muy singular.


Después fuimos a visitar el almacén del museo que contiene todo lo que no cabe por falta de espacio y que casi tiene tantas piezas como el museo propiamente dicho. Allí encontramos mucha e interesante documentación gráfica: Carteles de todas las exposiciones y colaboraciones realizadas, fotografías diversas, paneles explicativos de todo tipo, libros de ciencias del siglo XIX y XX, etc.

Me parecieron muy ilustrativas las fotografías del museo original que fue reconvertido por Alberto en lo que es ahora hace ya más de 10 años. Sin duda el suyo ha sido un trabajo concienzudo y excepcional que marca claramente la diferencia entre un antes rancio y un después moderno.

Cualquier elemento del almacén era útil para la enseñanza. Por poner un ejemplo, había una planta de papiro que permitía ilustrar perfectamente en qué consistían los papiros egipcios para la escritura.

Datolita de Errigoiti (Vizcaya)
En lo que respecta a los minerales, sin tener un fondo demasiado extenso ni piezas especialmente estéticas (salvo algunas excepciones), había algunas piezas clásicas muy interesantes. A destacar, una plata de  Hiendelaencina, una galena preciosa de Oiartzun en el almacén y una blenda de gran tamaño de Áliva.

Aunque no soy un experto en fósiles, también hay una colección bastante extensa que cubre todos los períodos geológicos.


Finalmente, nos despedimos con un café con leche en la cafetería del colegio y de camino al aparcamiento Alberto nos explicó algunas peculiaridades de las decenas de árboles singulares que están repartidos por el recinto del colegio.

Desde aquí Aitor Sopelana y yo volvemos a agradecerle a Alberto su amabilidad y cortesía, le felicitamos por su enorme trabajo y animamos a que siga desarrollando con ilusión todos los frentes que tiene abiertos (que no son pocos).



Plata de Hiendelaencina





Enorme blenda acaramelada de Áliva (Cantabria)

Calcita de Santurtzi (túnel bajo el monte Serantes)

Datolita de Errigoiti




Espato de gran transparencia de Trucíos








Icnitas (huellas de dinosaurio)



Una piraña

18 de noviembre de 2014

Siderita con pirita, mina Josefa-Kobaron

Aunque tengo varias piezas de siderita y pirita de esta mina, he decidido incorporar una más de lo mismo a la colección por la manera tan peculiar que tiene de presentarse la siderita.

Nunca había visto allí este grano fino de siderita que da un brillo y estética especial a las piezas.

Además, en mi última visita en octubre, obtuve varias piezas con calcita (cosa rara en esta mina).

Siderita con pirita, mina Josefa-Kobaron, Ontón, Castro Urdiales (Cantabria)
Vista de la parte posterior, pieza flotante

15 de noviembre de 2014

Datolita de la cantera de basaltos de Errigoiti (Vizcaya) I

Por fin, poco a poco empiezo a poner algunas de las piezas que adquirí en la pasada feria de minerales y fósiles de Bilbao: Fosminer 2014.

Empiezo con un material clásico.

Hace años que busco una buena datolita de Errigoiti. Por desgracia, no estaba muy al día en esto de los minerales cuando salieron, y cuando lo estuve ya era demasiado tarde así que en mi colección sólo había una pequeña muestra de datolita bastante tocada en caja de 4x4. La compré en la plaza Nueva de Bilbao en uno de los puestos que se ponían todos los domingos (creo que era el de Paco).

Datolita, Errigoiti, Vizcaya, 5.5x4.5 cm
Con este panorama os podéis imaginar mi alegría cuando en la pasada Fosminer vi en el puesto de Antonio dos piezas bastante aceptables de datolita de Errigoiti. No dudé ni un minuto en apartarlas viendo, además, que no eran nada caras y que procedían de algún tipo de colección.

La que muestro hoy es la más grande de las dos, tiene un bonito color verde pálido y los cristales no tienen roturas ni toques en su parte central. Además, admitía algo de limpieza con lo que tras pasarla por agua y cepillo mejoró algo con respecto a como la compré.

Algún día espero poder mejorarla, pero por ahora es la representante número uno en mi colección.

Detalle de datolita

14 de noviembre de 2014

Cuarzo, Mina Ángela, Matienzo, Valle de Karranza (Vizcaya)

La mina Ángela es un bello proyecto de mina visitable que, salvo que me equivoque, por ahora y desde hace bastante tiempo sigue en fase de bello proyecto.

Eso se traduce en que, salvo que tengas un buen contacto, la mina no es visitable para nadie: Ni para turistas ni para aficionados.

Cuarzo, Mina Ángela, Matienzo, Valle de Karranza (Vizcaya)
Mi amigo Aitor Sopelana tuvo la suerte a acceder a la mina la pasada primavera en una visita guiada y me ha proporcionado un par de muestras de cuarzo con greenockita.

Hace 8 años otro amigo (Aitor Liceaga) me regaló una preciosa galena repleta de pequeñas blendas acarameladas de la misma mina.

Por cierto, el cartel de la feria de Urretxu de este año tenía una fluorita de la mina Ángela.

13 de noviembre de 2014

Zeolita, El Risco, Agaete, Gran Canaria

Desde que Víctor me mandara la primera caja de material de Gran Canaria he aprendido muchísimo de zeolitas. La lección más importante que he aprendido es que, en general, son muy difíciles de identificar correctamente de visu.

Por esa razón y por mi ignorancia tengo varias piezas etiquetadas como zeolita que esperan pacientemente a ser bautizadas algún día.

Zeolita, El Risco, Agaete, Gran Canaria