20 de enero de 2019

Las piedras de mis amigos son mis piedras

Es un placer poder compartir las aventuras mineralógicas de los amigos a través de Whatsapp o Facebook. Son muchos los que ponen vídeos o fotos que nos permiten hacernos idea de entornos y yacimientos que seguramente nunca visitaremos. Muchas gracias.

Hoy comparto la cosecha de unos buenos amigos cántabros por tierras del Ilustre Hidalgo. Se trata de unos pocos de los famosos bolos de goethita de Tordelrábano.

Cosecha de Tordelrábano, Guadalajara, Castilla-La Mancha.

19 de enero de 2019

Exposición de Minerales Inexistentes en Madrid

Nuevamente le agradezco a Aitor Sopelana sus mensajes y recordatorios sobre diferentes eventos mineralógicos por su entorno cercano.

En esta ocasión, para más señas ver cartel.


14 de enero de 2019

Lo mejor de la afición ya no son las piedras

Las prioridades de todo coleccionista van cambiando con el tiempo y la experiencia, también las de los que coleccionamos piedras. Cuando las estanterías de las vitrinas están a punto de ceder por el peso y un número enorme minerales de colección nos desborda, irremediablemente empezamos a buscar nuevos horizontes.

Juan y Agus posando.
Algunos abandonan y otros diversifican o se especializan añadiendo nuevos elementos a lo que coleccionan: Lámparas mineras, fotografía, micros, gemas, libros, planos y documentos históricos, etc. Pero también empiezan a valorarse más otro tipo de actividades como la difusión de la afición, la colaboración en ferias, las excursiones por el simple placer de conocer una mina o yacimiento, o el intercambio de experiencias y anécdotas con otros aficionados.


Por eso, agradezco desde aquí una bonita jornada de paseo y visita con Iñaki y Juan, conociendo nuevos parajes y los que vendrán.

Regalos de la naturaleza que hay que respetar y preservar.

9 de enero de 2019

Centenario Refugio monte Pagasarri

Este blog también tiene un hueco reservado para la montaña. Por eso me parece relevante hacer una entrada para recordar que este año se celebra el centenario de un monte mítico para todos los bilbaínos: El Pagasarri.


28 de diciembre de 2018

Sapiens: De animales a dioses

Un año más mi Olentzera particular se lo ha currado y ha logrado encontrar otra joya literaria para que me entretenga en el metro las próximas semanas.

Recomendado por Obama o Bill Gates, a ver si 12 millones de lectores y un escritor judío son garantía de entretenimiento sesudo de calidad.

Mila esker!


26 de diciembre de 2018

Resumen del 2018: Muchos cambios y buenos amigos

Hace 30 años que deberíamos haber llegado a Marte (al menos eso querían los soviéticos) y, sin embargo, aquí seguimos pegados al suelo ahora con GPS. Es cierto que ya han llegado varios "robots geólogos" al Planeta Rojo, pero con mayor o menor fortuna nosotros seguimos picando en el Planeta Azul (que no es poco).

Hoy resumo mi pequeña contribución a la exploración terrestre mineral en 2018 dejando mucho en el teclado. Sobre todo ha sido un año de buenos intercambios, de aficionados que ahora son buenos amigos y del nacimiento de nuevas mesas de intercambio/venta.

El año para mi comenzó con un par de salidas con aficionados locales a minas locales muy miradas pero ideales para pasar la mañana: Minas de Arnábal y mina Josefa.

Ankerita sobre siderita, mina Josefa, Ontón, Cantabria.
Fue un año de muy buenos cambios/regalos entre los que destacan los que hice con Manuel. Muchas y muy buenas piezas como siempre ocurre con él.

Arsenopirita, Palencia, intercambio con Manuel.
Gracias a Paco y su empeño por conseguir lotes de buenas piezas a precios asequibles, en las ferias de Mungia y Amurrio pude cumplir mi sueño de tener unas buenas datolitas de Errigoiti.

Datolita y cuarzo, Errigoiti, Vizcaya
En Semana Santa unos días en El Bierzo con la familia me permitieron conocer a Jesús Ramón del que recibí un montón de piezas muy buenas de su tierra, algunas sacadas de su colección.

Calcita de Corullón
Un viaje a Asturias por nuestro décimo aniversario de boda me permitió conocer la zona de las canteras del Naranco y encontrar de manera totalmente casual un buen cristal de calcita. Gracias al cantero que la dejó en la puerta para su conservación.

Calcita de Oviedo, Asturias
Este fue el año de la primera mesa de intercambio de Gallarta en la que pude conseguir piezas muy interesantes y, sobre todo, poner cara a buenos aficionados de lugares distantes.



A principios de verano también pude conocer la colección del colegio de Maristas de Bilbao y seguir de cerca la recogida y traslado de la misma hasta que se encuentre una nueva ubicación. Realmente una colección impresionante resultado de la enorme labor de difunto hermano Ángel.

Antigua localización de la colección de minerales de los Maristas de Bilbao
Este verano también tuve la suerte de conocer en persona a Vicente Torró (y a Reme) del que recibí una de las novedades nacionales del año (piromorfita de Zaragoza) con su historia épica contada en primera persona. Por si esto fuera poco, también recibí de sus manos una galena de Castellón y otros minerales muy interesantes, antiguos y estéticos.

Piromorfita, Mina La Ascensión del Señor (Mina Mercader), Cerro Judío, Munébrega, Calatayud, Zaragoza
Galena de Castellón.
Bola de Jacinto de Compostela, Chella.
La tierra valenciana ha sido muy fructífera este año ya que aprovechando las vacaciones de verano también pude conocer a Rafa, con el que compartí una salida a Arneva, y del que recibí otras piezas excelentes. Por no hablar de todo lo que aprendí.

Salida por Orihuela con Rafa.
Jacinto de Compostela, Chella, Valencia
Plata nativa (Konsbergita) y Clorargirita, Corta Santa Matilde, Grupo minero Berja, Las Herrerías, Sierra Almagrera, Cuevas del Almanzora, Almería
Todo no iba a ser bueno y este año la feria decana de los minerales nacionales, la de Bilbao, pasó de ser Forminer a llamarse Minfos aún no sabemos con qué fortuna.


Por primera vez se ha celebrado una muestra de minerales en Plentzia con el apoyo del Ayuntamiento y eCivis. Aitor y yo hemos echado una mano en lo que hemos podido, a veces más allá de los talleres que solíamos impartir en Fosminer.

Aitor Sopelana en uno de los talleres para niños en Plentzia

Y para terminar, pongo un cuarzo ligeramente amatistado de Cáceres que sirve como ejemplo de las cosas de calidad a precios razonables que se pueden conseguir rebuscando por Internet. Hacía tiempo que buscaba uno de allí para tener en la colección.

Cuarzo, Los Arenales, Cáceres

El nuevo año no sabemos lo que nos deparará, pero seguro que con ilusión y esfuerzo podremos superar las expectativas. ¡Feliz Año 2019!

14 de diciembre de 2018

Los minerales excolección

La gente se jubila, los minerales generalmente no los quiere heredar ni mantener nadie cercano, y ahí es donde entra el ojeador, conocido o amigo de la familia que aprovecha la ocasión para "gestionar" la colección.

De un tiempo a esta parte he observado que cada vez son más y más abundantes las "piezas excolección" que aparecen en las ferias de minerales. Me refiero a esas piezas, por lo general bastante veteranas y buenas, que pertenecieron a un gran coleccionista y que por diversas razones han entrado al mercado de los minerales.

Curiosamente, cuando empezaba a morir la minería en España, a mediados de la década de 1970, con el desarrollo de nuevas y mejores vías de comunicación,  un crecimiento acelerado de la economía nacional y un acceso más generalizado de la población a las enciclopedias y a los estudios superiores, comenzó a crecer de manera considerable el número de personas aficionadas a los minerales. Algunos entraron en la afición en el colegio (10-20 años) y otros muchos ya trabajando (20-30 años). La mayoría de esas personas de la "quinta del mineral" ya ronda como poco los 60 años y a mi entender esa es la razón de este inicio del big boom de colecciones que se escinden espontáneamente.

Seguramente, las piezas excolección han existido siempre habiéndose distribuido por canales más o menos privados y desconocidos para la gran mayoría de los aficionados. Sin embargo, por un tema de volumen ahora empiezan a ser mucho más visibles. Por desgracia, son muy pocas las que acaban en museos, intercambiadas o donadas como material educativo y casi todas acaban en el mercado a precios estratosféricos. Por otro lado, muchas veces al ser piezas tan antiguas las etiquetas no son todo lo precisas que uno desearía o incluso son incorrectas.

Paradójicamente, casi al mismo tiempo que nacían esos nuevos aficionados a los minerales empezaban a descender las vocaciones de ingenieros de minas hasta tal punto que en muchos lugares ha desaparecido la escuela o facultad de minas correspondiente. Actualmente, corremos el peligro de que pase lo mismo con los nuevos aficionados a los minerales. Si los críos y la juventud se encuentran en las ferias con una enorme cantidad de minerales excolección a precios desorbitados y desaparecen los "don Quijotes" dispuestos a difundir la afición con talleres y "cajitas", no habrá herederos capaces de apreciar y mucho menos dispuestos a pagar por "esas grandes piezas".

En mi opinión, la colección de un aficionado a los minerales es (o debería ser) un reflejo de su vida y sus convivencias. Viendo su vitrina deberías poder saber más o menos qué minas frecuentó, qué ferias visitó, qué épocas doradas vivió, con qué grupos de aficionados compartió e intercambió, a qué zonas dedicó más ilusión y esfuerzo. Centrar una colección en la adquisición de minerales excolección a mi entender debería ser más bien la labor de un Museo, una labor apoyada por las instituciones con el beneplácito del resto de los coleccionistas.

Ojo que con esto no quiero decir que los minerales excolección deban regalarse o donarse.