7 de mayo de 2018

El Hermano Ángel de Maristas Bilbao

En una reciente visita al Colegio El Salvador de Bilbao he tenido la oportunidad de conocer el legado del Hermano Ángel.

Ángel era su nombre religioso, el civil José González del Amo. Nacido en Amusco (Palencia) en 1919 pasó casi 50 años en Bilbao hasta que se retiró a Lardedo (La Rioja) donde falleció en 2007.

El Hermano Ángel dejó un Museo espectacular de Ciencias Naturales en el colegio El Salvador (Maristas) fruto del trabajo personal  y el de colaboradores y antiguos alumnos de más de 30 años.

El grueso de la parte que más me interesa, la de los minerales, según Álex Franco (antiguo alumno y presidente del EVE) se formó entre 1980 y 2000 (año de su retiro). Por eso, muchos de los minerales que allí se pueden ver nos resultan tan familiares a los de mi generación. Entre los pocos minerales que hay anteriores a los años 1980 destacan las piezas de la mina Julia (Bilbao) o Alén. Por otro lado, hay un equilibrio entre las piezas de minerales extranjeros y las nacionales donde destacan fundamentalmente las famosas datolitas que salieron a principios de los años 1990 en Errigoiti (Vizcaya) y que brillaron a nivel europeo.

Además de minerales también destacan algunas vitrinas de fósiles, muchos de ellos de la cercana provincia de Burgos.



Por si el trabajo de las vitrinas y la excelente catalogación de todos los especímenes fuera poco, el Hermano Ángel también tuvo tiempo de preparar un libro práctico, "Minerales, Estudio y Reconocimiento", donde quedaron plasmados todos esos minerales.

Portada del libro de Ángel González et al.
No tuve la oportunidad de conocerle personalmente pero a la vista de los reconocimientos que están en el propio Laboratorio-Museo del colegio, y que permanecen tal cual desde hace casi 20 años, tuvo que ser una persona de cierto peso y relevancia en el mundillo de las piedras.

Reconocimiento de la AMYP
Homenaje del Ayuntamiento de Urretxu
Detalle de la placa del homenaje del Ayuntamiento de Urretxu
Encontré esta fotografía (en un folio de papel) bastante deteriorada donde seguro que algunos se reconocen y donde en la parte central se encuentra el homenajeado.

Puerta de entrada Museo de Minerales de Urretxu
Para terminar, aquí dejo el recuerdo eterno de la comunidad de Maristas al Hermano Ángel, aunque su verdadero recuerdo está en el amor a la naturaleza que durante tantos y tantos años transmitió a sus alumnos, muchos de ellos ahora geólogos o aficionados a los minerales.

Recordatorio H. Ángel

2 comentarios:

aitor liceaga dijo...

Hola Agus, pues yo si le conocí, por allá el año 1981 en La Arboleda, zona 4, para ser más exacto. Recuerdo que eran mis primeras salidas de minerales, a las cuales iba casi siempre solo, los sabados, y en alguna ocasión aparecia el con unos pocos chavales de mi edad más o menos a pillar goethitas. Se ponia a hablar conmigo, con gran dulzura, simpatia y lucidez, yo no tenia ni idea de minerales, y a base de vernos varias veces empecé a darle alguna piedra de las mias e información de otros sitios de la szona, de lo poco que conocia. Me invitó a la feria de minerales de aquel año en la antigua Feria de Muestras y entré sin pagar, recuerdo, porque creo que se pagaba alguna entrada, y me enseñó una muestra de minerales que exponia en la Feria. Gran persona y buen recuerdo de él. Seguro que tiene el colegio en sus fondos alguna goethita regala por mi, de colores, buena y grande, que y cuando aquello coleccionaba piecitas pequeñas. Un saludo.

Mmarte dijo...

Muchas gracias por tu aportación Aitor, es bonito conocer estos detalles.

Efectivamente, allí hay una vitrina con dos o tres goethitas de colores que aparecerán en una de las fotografías de la entrada del próximo viernes que completa la de hoy. Espero que en ella reconozcas alguna de las tuyas.

Un saludo.